Nuestra visión

BACK TO TOP

La Campaña para Escuelas Saludables  concibe una sociedad en la que:

  • Cada estudiante, maestro y miembro del personal, sin importar su raza o sus antecedentes socioeconómicos, tenga el mismo acceso a un ambiente escolar saludable.
  • Las escuelas sirvan como líderes en establecer la conexión fundamental que existe entre el aprendizaje y la salud.
  • Los estudiantes tengan menos riesgos de contraer enfermedad, lleven vidas más saludables de adultos, actúen como guardianes del medio ambiente y alcancen su máximo potencial.

Nuestros valores

BACK TO TOP

La Campaña por escuelas saludables se compone de un conjunto sólido de valores básicos que les da dirección a los trabajos de nuestro programa y que guían la manera en la que operamos:

  • Creemos que las familias deben confiar en que el ambiente escolar será saludable y que los líderes de la escuela promoverán conductas saludables.
  • Creemos que los estudiantes aprenden con el ejemplo y que una escuela saludable enseña a los estudiantes a valorar su propia salud y la de su ambiente.
  • Nos preocupan la creciente desigualdad en nuestro país y creemos que una educación de calidad para todos los estudiantes es un ingrediente necesario en una sociedad civilizada.
  • Creemos que todas las familias, maestros, personal, estudiantes y miembros de la comunidad deben tener una voz en las decisiones que afecten el ambiente escolar.
  • Creemos que el cambio significativo y sustentable ocurre cuando personas interesadas informadas, motivadas y facultadas trabajan en colaboración con los funcionarios escolares y legisladores.

Nuestro trabajo en Chicago

BACK TO TOP

Mientras que HSC trabaja por el cambio a nivel nacional, seguimos fundamentados en un enfoque especial en las escuelas públicas de Chicago (“CPS”, por sus siglas en inglés) y a los temas de salud y bienestar que afectan a los estudiantes del distrito, que primordialmente pertenecen a minorías y a familias de bajos ingresos. Este trabajo es particularmente fundamental en virtud de las amplias desigualdades en materia de salud que existen en nuestra nación.

Para crear cambio en Chicago, la Campaña HSC trabaja tanto a nivel del sistema con los líderes del distrito como a nivel comunitario con los padres y promotores  políticos locales. Este enfoque único significa que nuestra perspectiva se fundamenta en el reconocimiento tanto de los retos y prioridades a nivel comunitario como de los que existen a nivel del sistema.

Apoderamos
En el seno del trabajo de HSC en Chicago está nuestro esfuerzo por convencer a los interesados—padres, maestros, estudiantes, directores de escuela y otros—para crear ambientes escolares más saludables. Por ejemplo, la coalición Parents United for Healthy Schools/Padres unidos por escuelas saludables de HSC ha comprometido a cientos de padres en las comunidades latinas y afroamericanas de bajos ingresos en Chicago para aprender sobre las desigualdades en materia de salud, el bienestar escolar y las maneras en que los padres pueden crear un cambio a nivel de la escuela. Los líderes de los padres han formado “equipos de salud” que están logrando cambios para promover la salud en más de 50 escuelas de Chicago.

Apoyamos
En tanto los  padres capacitados por HSC han estado haciendo cambios a nivel de la escuela, también con mucho éxito se han estado promoviendo cambios a nivel del distrito.
 

Por ejemplo, los padres reunieron miles de peticiones en apoyo del recreo y asistieron a reuniones del consejo de CPS para presentar las peticiones en una fuerte muestra de apoyo a la iniciativa de volver a implementar el recreo. Cuando los padres empezaron a trabajar en este asunto, sólo 6 por ciento de las escuelas primarias de CPS ofrecían recreo. En 2012, el recreo regresó a todas las escuelas primarias. Los padres capacitados por HSC tuvieron un papel clave en promover este poderoso cambio.

Fortalecemos
A fin de mantener esta gran transformación, las escuelas deben tener la capacidad de sostener esta campaña por el bienestar de todos. Con esto en mente, HSC continúa la obra  en desarrollar iniciativas y conectar a las escuelas con los recursos necesarios para en práctica poner las políticas.

Después de la exitosa promoción para recuperar el recreo en las escuelas de Chicago, por ejemplo, HSC se reunió con directores de escuela y maestros en discusiones para identificar los retos que enfrentan para implementar esta política. Uno de los principales retos que identificaron fue la falta de voluntarios capacitados para llevar a cabo estas iniciativas. Otros mencionaron una falta de espacio o problemas con juegos viejos y en mal estado en los patios de las escuelas. La campaña HSC, trabajando con los líderes de los padres, ha organizado capacitaciones para dotar a los padres con las habilidades para servir como monitores voluntarios  durante los recreos y está analizando posibilidades para crear un plan integral para mejorar los espacios de juego para el recreo que existen en la ciudad.

Related Content BACK TO TOP

This holiday season

Give the gift of
healthy schools